LA CÁPSULA DEL TIEMPO

“Quiero que vengas a conocer un centro de belleza nuevo”, me dijo mi amigo Yago García. Hacía tiempo que no nos veíamos y, no por ello, había descendido nuestro cariño. “Te va a encantar. Es de unos jóvenes emprendedores por los que apuesto incondicionalmente. Se llama Clé, maison de beauté” y está en plena calle Almirante. No te va a quitar mucho tiempo”. Era la primera vez que escuchaba llamar “casa de belleza” a un centro de estética. Eso me gustó, fue como un imán para acercarme a ver cómo era ese lugar que, ya en el nombre, llevaba el “charme” francés. Y la visita mereció la pena, sin ningún género de dudas.

6I7A3164

Es una obviedad que, de un tiempo a esta parte, proliferan los centros de estética. Encontrar alguno que se salga de la norma y ofrezca algo diferente es harto complicado. Lograr ser diferente es la clave del éxito, siempre y cuando la oferta y la demanda estén en consonancia, así como el trato y los servicios prestados se ajusten a las mínimas normas exigibles. En “Clé, maison de beauté” encontré esa marca diferenciadora con respecto a los demás que, hasta el momento, había conocido. No sólo en estética, sino también en prestaciones.

Eso dos jóvenes emprendedores por los que apuesta mi amigo Yago con Oscar Guil y Jorge Morán. El primero se encarga de la gestión y el segundo de la estrategia, la firma y los medios. En su compenetración y delegación de tareas está el éxito de su iniciativa. Con ella pretenden que, cada cliente, comience allí su propio cuento de belleza. A mí me tenían que sorprender con algo nuevo porque sabían que, por mi trabajo, las propuestas a probar tratamientos son constantes. En honor a la verdad, no siempre aceptamos todas porque, cada uno/a, tiene sus propias limitaciones y prueba aquello que se ajusta a lo que quiere para sí.

En mi caso concreto, yo estoy abierta a todo tipo de pruebas que no conlleven inyección de botox y similares. Tal vez por eso, tenían para mí el tratamiento perfecto. “Se llama La cápsula del tiempo y te va a encantar”. Dicho así, “a priori” impone un poco. El nombre es más propio de un título de cine que de una solución de belleza, pero escuché atentamente y me fascinó el proceso, sus beneficios y las sensaciones que te hace experiementar. Sin pinchazos, con relax absoluto, “la cápsula del tiempo” puede llegar a convertirse -como ya lo es en Hollywood- en el tratamiento del momento.

6I7A2547
Puesta en escena de “la cápsula del tiempo” en cabina con una modelo

La Cápsula del Tiempo o BDR supone la combinación única de metodología, ingredientes activos y tecnología punta creados para mantener un aspecto permanentemente rejuvenecido y una textura de piel mejorada. BDR ha conseguido el sueño de los resultados inmediatamente visibles y duraderos, sin recurrir a intervenciones quirúrgicas, a través de la síntesis de tecnología innovadora, principios activos dermaceúticos y mediante un tratamiento placentero. El proceso de auto-regeneración se selecciona activamente y se mejoran notablemente, de manera muy visible, los problemas de la piel a través de la interacción de varias técnicas con ingredientes específicamente desarrollados para tratamiento en casa y en cabina. En definitiva es un método que no tiene competencia en el sector de los tratamientos faciales, con resultado visible, instantáneo y duradero.

El abanico de posibilidades que ofrece la Cápsula del Tiempo o BDR consta de quince opciones de belleza, cuidado y rejuvenecimiento que se podrán combinar como tú quieras. Las opciones de cuidado facial que, además, se podrán combinar para complementar los resultados son: anti-arrugas, hiper-hidratación, juventud, firmeza y luminosidad. Esta última es la que probé en esa primera toma de contacto.

El tratamiento devuelve al rostro el aspecto radiante que merece y se ha perdido con el paso de los años. Un protocolo dinamizador de principio a fin, con el que despiertan la piel al realizarle una limpieza revitalizadora. Después te aplican un complejo específico, propio de la opción que hayas elegido, y terminan con una mascarilla, que facilita que todos los principios se absorban, con el fin de que la piel se mantenga más luminosa por más tiempo. La duración del proceso es de 45 minutos.

Las actrices americanas utilizan, de manera especial este tratamiento, en fechas previas a un evento porque, entre otros beneficios, aporta un efecto flash de luz y calidad en la piel. Se puede combinar con otras cápsulas para poder complementar los objetivos: luminosidad ojos, imperfecciones, problemas localizados, calmante, antiacné (a, b,c), antiestrés, juventud hombre y  juventud turbo.

Este tratamiento es de muy reciente implantación en nuestro país. De hecho, solamente en dos centros de Madrid se está aplicando. Lo recomiendo sin ningún género de duda. el resultado es visible desde el primer instante, el rostro tiene adopta un aspecto más saludable y con una luz propia de las pieles hidratadas y cuidadas. Animo a que todos/as protagoniceis vuestro propio cuento de belleza. En “Clé, maison de beauté” lo teneis al alcance de la mano. Es un lugar adictivo, os lo aviso.

 

 

6I7A3231

http://www.clemaison.com (calle Almirante 11 -Madrid-) 91 298 55 82

guests@clemaison.com

www.clemaison.com/capsuladeltiempo

 

 

 

2 comentarios en “LA CÁPSULA DEL TIEMPO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .