QUERIDAS HORMONAS:

Os escribo hoy porque, desde hace tiempo, me vengo dando cuenta que estais pidiendo paso, revolucionando mi cuerpo e intentando perturbar mi ánimo. Pero, como soy persona de vaso medio lleno siempre, no estoy dispuesta a consentir que os salgais con la vuestra. A grandes males, en este caso inevitables, grandes remedios. Así que he tomado medidas y a ver quién gana la batalla.

Me prometí, hace tiempo, prepararme para los cambios que todas las mujeres tenemos que afrontar con los años. Aquí no vale ser de clase alta, media o baja, celebrity o anónima, de sangre roja o azul. Todas pasamos/pasaremos por ellos. Y, como los compromisos -al igual que lo prometido- son deuda, me he puesto a ello. El primer paso: una dieta equilibrada, sana y que, si de paso, te ayuda a reducir peso ¡decisión correcta!

consulta-dietista-nutricionista1-311x218

Hace semanas me convencí que tenía que asumir el reto de ponerme en manos de una nutricionista, con el fin de preparar mi cuerpo para la revolución hormonal y acostumbrarme a una disciplina en los hábitos, horarios y una dieta saludable. No es tarea fácil con la vida que yo llevo. Los periodistas, por lo menos en mi caso, no tenemos horarios, sabemos cuando salimos de casa pero nunca cuándo vamos a volver a entrar y ¡no os digo nada en horas concretas para las comidas! Mi objetivo prioritario no es adelgazar, pero ya sabeis que el mejor piropo que nos pueden decir a las mujeres es “te veo más delgada”, así que me decidí a vivir la aventura.

Después de salir airosa, hace unas semanas, de la dieta de los zumos Drink6 de Nutrimedic, tuve claro que debía ponerme en las manos de su creadora, la doctora Conchita Vidales . Le pedí ayuda a mi amigo David López del Moral para no tardar una eternidad en una lista de espera y ¡allí que me fui! Desde el primer momento de nuestra conversación tuve claro que había acertado. Me convencí, al instante, que lo que comenzó siendo una “investigación hormonal” se va a convertir en un cambio radical.

dra.vidales1-311x218
Dra Conchita Vidales @dravidales @nutrimedic http://www.nutrimedic.com

 

La primera prueba de fuego la pasas en la báscula. Las de los especialistas parecen más aparatos dignos de la NASA que una simple pesa, destinada a ponernos -en la mayoría de las ocasiones- la autoestima por los suelos. Como soy persona que me cuido desde siempre y me peso regularmente, no me llevé demasiadas sorpresas, pero sigue asustándome lo mucho que puede llegar a saber de ti una máquina.

La segunda “prueba de fuego” la pasas en un aparato que mide las calorías que consumes al día y, en base a ello y otro tipo de análisis de composición corporal, viene la elaboración de la dieta más aconsejable. Sus resultados son determinantes para el tratamiento personalizado que debe ponerte el médico. Y tengo que reconocer que, en mi caso concreto, no ha resultado demasiado duro. Supongo que eso me lleva a pensar en lo que siempre incido con machacona insistencia: la prevención. En todo, adelantarte a lo que va a venir, suele ser un plus.

IMG_8878

Disciplina y fuerza de voluntad son indispensables para llevar a buen puerto este viaje nutricional. Dicen que somos lo que comemos, pero no sé si realmente es así en la mayoría de los casos porque la clave está en comer de todo pero con orden y cabeza. El cuerpo necesita de todos los alimentos, incluso los que pueden llegar a engordar. Sin embargo, dosificarlos o no mezclarlos inadecuadamente puede ayudar a bajar peso y volumen.

Importantisimo es no hacer caso de leyendas urbanas que no hacen más que confundirnos. Los especialistas, que saben mucho más que nosotros en estos temas, aseguran que no cenar de noche NO adelgaza. Todo lo contrario. Hay que procurar hacer 5/6 comidas al día como mínimo. Son las que yo hago. Desayuno vitalizante, frutos secos o una pieza de fruta a media mañana, almuerzo equilibrado, a las 5 de la tarde otra recarga de energía al igual que a las 7 y, finalmente, cena a las 9. Lo importante es que, cada dos o tres horas, comamos algo para tener activo el metabolismo. Un poco de ejercicio diario y, a ser posible, dos litros de agua al día y, en algunos casos, tratamientos corporales específicos.

En las próximas semanas os iré contando la evolución de esta aventura, que he comenzado con la Dra Vidales. No hay nada como hacer comprender algo que uno ha experimentado. En su página web (www.nutrimedic.com ) podeis encontrar toda la información adicional a lo que os vaya contando. Ojalá muchas os animeis a iniciar una dieta equilibrada. No hay que tomar medidas cuando se acerca “la operación bikini”. Hacerlo durante todo el año, de manera disciplinada y constante, da muchos mejores resultados. Palabra de aventurera!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .