EL 3D LLEGA AL ROSTRO

Cuando una no es, ni por lo más remoto, la milésima parte de atractiva y escultural que Gisele Bündchen (que parece diseñada por ordenador), es imprescindible ingeniárselas para encontrar la fórmula perfecta para ir capeando los años con dignidad, huyendo de la “ley de la gravedad” y evitando la cara de velocidad que dejan los pinchazos paralizantes. Sin cirugía, sin botox y demás inventos que, poco a poco van decayendo en popularidad, se puede soñar con la perfección y sino lograrla, porque no existe, si acercarse a los cánones actuales de belleza.

A lo largo de mi trayectoria profesional he acudido a varios centros de estética a hacer reportajes y, en compensación, pude disfrutar de los diferentes tratamientos preventivos del momento. Nunca me he pinchado botox ni entrado en un quirófano para un estiramiento y cosas de esas, en parte porque no lo he necesitado y también porque siempre me ha impresionado bastante “tocarme la cara”. Sin embargo, nunca he dicho NO a tratamientos faciales o corporales a base de cremas u otras opciones que no impliquen quirófano. Obviamente, los resultados no son como los que obtendrías tras una operación estética, pero se puede vivir sin complejos o, por lo menos, disimulándolos.


Angel Martín es amigo personal desde hace muchos años. No por ello, ha tenido la más mínima licencia para convertirme en “conejillo de indias” de sus innovadores tratamientos. Sin embargo, su larga y contrastada profesionalidad, así como su reconocimiento por parte de la profesión, me han dado las garantías suficientes para fiarme de sus consejos y creer sin miramientos en la efectividad de sus tratamientos.

En su madrileña Clínica Menorca, el doctor Martín no ha dejado de innovar y de ofrecer a sus pacientes (conocidos y anónimos), los más vanguardistas remedios para potenciar la belleza. Desde hace unos meses, su más difícil todavía consiste en aplicar un tratamiento 3D al rostro (Tridimensional Facial Treatment) , un rejuvenecimiento facial hecho a la medida del paciente.


“Es un tratamiento personalizado que reúne los beneficios de las técnicas estéticas más innovadoras para conseguir un rostro más joven, sin flacidez, donde se recuperen los volúmenes perdidos y la piel esté sana desde las capas más profundas. Se borran los signos del envejecimiento de una manera rápida”. No hay que pasar por el, para muchos, traumático quirófano y, con este tratamiento nada invasivo, se resuelven todos los signos del paso de los años en el rostro con unos resultados totalmente naturales.

El protocolo, ideado por Angel Martín, consta de cinco técnicas que conforman en TFT (Tridimensional Facial Treatment). De ellas os iré hablando en las próximas semanas, explicando cómo se recuperan los volúmenes perdidos con la Bioplastia, se previene el envejecimiento interior con la Terapia Celular, cómo los Hilos Mágicos corrigen las zonas de flacidez sin cirugía, la Ozonoterapia aporta luminosidad a la piel y cómo actúan las Microesferas de policrapolactona (PCL).

http://www.clinicamenorca.com



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .