CALOR DE HOGAR

Viajar es un placer, aunque muchos no logren comprenderlo del todo. Cuando tienes que hacerlo por trabajo, en ocasiones, puede convertirse en una «pequeña carga» por eso de que la casa de uno no la encuentras en ningún lado. No voy a negar que es cierto en la mayoría de los casos pero, por experiencia, puedo casi asegurar sin temor a equivocarme que, en cada lugar, podemos crear nuestro pequeño mundo, ese reducto que se convierte -en la distancia- en cordón umbilical con nuestra realidad más íntima.

Tengo por norma, que no siempre puedo cumplir al cien por cien, elegir una empresa española cuando tengo que alojarme en el extranjero. Hay cadenas internacionales excepcionales, algunas de las cuales conozco, pero esa sensación de cercanía y protección que uno necesita cuando viaja (sobre todo si lo haces solo como me toca en suerte -por mi trabajo- la mayoría de las veces), yo la encuentro en las compañías nacionales. Llamadme maniática, tal vez lo sea..pero no me gusta sentirme un número más de una larga lista. Tener la sensación de que formas parte de «esa familia cercana de huéspedes» ¡me gusta!.

Hace ya meses, cuando decidí que este fin de año lo viviría en Londres, me lancé a la aventura de encontrar ese perfil de hotel, ya que el mío habitual no tenía ni un rinconcito libre para los clientes de siempre. Como pienso que todo pasa por algo, estaba escrito que encontraría a un «ángel protector» que me solucionaría el problema. Y así es como apareció, en mi mundo de las redes sociales, Maite Etiam, una gallega dispuesta y resolutiva a la que sólo le faltó ponerme en la escalerilla del avión. En apenas dos días tenía resuelta mi estancia en Londres. El hotel Meliá White House sería mi casa para terminar el año.

Tras una llegada para el olvido, con destrozo de maleta incluido en el vuelo de Iberia, en el que decidí venir, y desamparo profesional del personal de British Airways en la terminal 5 de Heathrow, sólo necesitaba sentirme «como en casa» para no arrepentirme de haberme dejado seducir, de nuevo, por esta ciudad. Y recobré esa sensación en el mismo instante en el que entré en el hotel donde, no sólo me recibieron con sonrisas y amabilidad, sino con ese trato que tanto reclaman las celebrities y que les hace sentirse especiales. Yo, simplemente, me sentí querida. No necesitaba más.

El Meliá White House tiene cerca de 600 habitaciones y unos cuantos exquisitos apartamentos que, por su ubicación, le convierten en uno de los hoteles más reconocidos. Tiene la virtud de estar en el centro de Londres, en una de sus zonas más elitistas, pero sin los inconvenientes de estar en un lugar de paso para todo el mundo. Es discreto en su emplazamiento y muy seguro para residir en él. Tal vez, básicamente por esas razones, es el lugar elegido por la reina Sofía para sus estancias (cada vez más frecuentes) en la ciudad del Támesis.

Dicen que, cuando se viaja, uno debe amoldarse a las costumbres, horarios y demás variantes de la ciudad que elige. Es algo que he intentado hacer siempre. Salvo comer ojos de mono, escorpiones, alacranes y demás exquisiteces que las dejo para las películas de Indiana Jones, procuro hacerme «en tiempo record» a lo que me impone el país. En Londres, el «tea time» es poco menos que un ritual obligatorio al que me uno con gusto, sobre todo si me permiten sustituir las típicas pastas inglesas por unas «lemon pie» o «cheesecake«. Las calorías son el gran riesgo pero ¡es tanto lo que se camina por esta ciudad! que acabas convenciéndote que no pagas los excesos.

No voy a emplear muchos esfuerzos por convenceros que esta ciudad es parada obligatoria. Si os lanzais a la aventura y quereis vivir la sensación del «calor de hogar», el Meliá White House es una excelente opción. No era mi refugio en Londres hasta ahora, pero estoy convencida que lo será eternamente. Eso de no ser un número más….como que me gusta!!. Gracias Maite por este descubrimiento..

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.