EL SUEÑO DE CARLOS LATRE

Nunca he ocultado mi absoluta debilidad y admiración por él. Siempre le digo que, si no existiese, ¡habría que inventarlo!. He tenido la suerte y el privilegio de compartir plató de televisión con su humanidad y cercanía. Trabajamos juntos en “Channel nº4” (Cuatro) con Boris Izaguirre y Ana Gª Siñeriz. Siempre nos sentábamos juntos en la reunión del programa que, dos horas antes de empezar el directo, se celebraba en el mismo plató en el que luego “se armaba la marimorena”. No había día en el que Jorge Salvador(auténtico “alma mater” de El Hormiguero),director del programa en sus comienzos, no nos mandara callar. Era imposible tenerle al lado y no caer rendida a sus ocurrencias, su talento y -sobre todo- a su candidez, ternura y humildad.


Nos unía -y lo sigue haciendo- nuestra pasión por el mismo equipo de fútbol y la debilidad indisimulada por Julio Iglesias. Mi amistad con el cantante fue mi inesperado “nexo de unión” con un Carlos cómplice, entrañable y creativo hasta cotas insospechadas. Convivir con él en el programa de televisión me permitió admirarle, sin condicionamientos, por su ilimitado talento. Cuando la audiencia le ve aparecer en la pequeña pantalla, transformado en un determinado personaje, tal vez piense que lleva horas preparando esa interpretación. Yo lo pensaba antes de conocerle. Doy fe, porque lo he vivido y presenciado en el día a día de Channel, que Carlos activa su talento y capacidad de improvisación en tiempo record. En esa reunión del programa que os he comentado, se decidía el personaje del día que debía parodiar. Dos horas más tarde, Latre estaba caracterizado física y mentalmente para lanzarse a la aventura del directo.

Cuando, hace unos meses, se planteó la elaboración del nuevo catálogo DIEZ PERSONAS  10, no dudé en proponerlo para que fuera uno de los elegidos. Méritos profesionales los tenía sobrados. Nos acercamos al teatro donde representaba YES, WE SPAIN para que Moisés Chocrón conociera en directo su trabajo y ese desmesurado talento que le ha convertido en un fuera de serie en lo suyo. Las referencias que en Chocrón tenían de él se remontaban a la etapa de “Crónicas marcianas”, pero siempre he mantenido que a Latre hay que verle en directo, en su salsa, con la improvisación al alcance del auditorio. 


Crear su AUTORRETRATO le atrajo desde el primer momento. Tuvo claro cómo y dónde sería. Su afición por la buena mesa y conocedor de la grandeza de un excelente vino, decidió recrearla en unas bodegas. Así que, casi por arte de magia, nos fuimos al Priorato catalán, donde se encuentran los viñedos de su amigo Alvaro Palacios, sobradamente reconocido por los entendidos en la materia. Había que ver la cara del anfitrión cuando nos recibió a todos con una copa de su vino estrella, La Ermita, y le digo que soy abstemia total. Mientras los demás “daban palmas con las orejas” al poder disfrutar de esa joya, la que suscribe se limitó a un zumo de frutas natural, que tampoco es mal recurso. 

Alvaro Palacios, anfitrión de lujo para una tarde muy bucólica..
Tras una jornada en los viñedos de la casa, situados en un lugar idílico y privilegiado, Palacios nos permitió entrar en sus bodegas, ese santuario sagrado de difícil acceso para los “outsiders” en la materia. El proceso de selección, así como el mimo con el que trata la uva, tiene su recompensa en un vino de altísima calidad, reconocido mundialmente. “Antes de irte tienes que, por lo menos, mojarte los labios”, me dijo. Y ese momento de “suave cata”, con quince pares de ojos observando mi gesto, es una de las presiones mediáticas que nunca olvidaré.


Como viene siendo habitual en estos AUTORRETRATOS, nada puedo desvelar del resultado final de la foto diseñada por el protagonista. Sólo puedo adelantar que Latre se sintió como en su casa, en su ambiente. Por unas horas aparcó a ese Carlos “de las mil caras” y se abandonó a unos de sus placeres de cabecera… 


Supervisando el resultado con el fotógrafo Brian Hallett
Fotos: Brian Hallett

2 comentarios en “EL SUEÑO DE CARLOS LATRE

  1. De siempre he admirado mucho a Carlos Latre, hace bastantes años estaba pasando por un mal momento y me arrancó muchas risas y carcajadas aquellas madrugadas en crónicas marcianas… veía el programa porque me encantaba su performance. A partir de ahí me hice fan y le sigo en todo lo que hace! es increíble el talento que tiene!! Lo adoro!.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .