LA TRISTEZA DE CR7

Este chico necesita un serio correctivo. Sus malas formas y actitudes despectivas oscurecen sus posibles virtudes. Cuando no bailan al son que él toca, su cara larga traspasa fronteras. Ahora parece que está triste. Tal vez es el momento perfecto para hacer las maletas y marcharse a un lugar donde le devuelvan la sonrisa..

He alardeado de mi sentimiento «merengue» siempre que he podido. En lo bueno y en lo malo, me he reconocido madridista hasta la médula. Lo soy desde niña y siempre me he sentido orgullosa de esa condición que elegí voluntariamente. Pero también he dicho siempre que no me ciega la pasión y reconozco, con la misma vehemencia que celebro las alegrías, las cosas que hace mal el equipo o alguno de sus integrantes.
Tengo amigos futbolistas en el Real Madrid. Algunos ya retirados, otros en activo. Todos me han enseñado a entender mejor el vestuario blanco y lo que «se cuece» de puertas adentro de un club que no es nada fácil. Me han ayudado a comprender por qué un fichaje era mejor que otro, o por qué dejaban escapar a un futbolista cuyo rendimiento en el equipo era más que aceptable.

Cuando ficharon a Cristiano Ronaldo, hace tres temporadas, quise que me explicaran detenidamente el por qué de ese desembolso tan descomunal y, por supuesto, la rentabilidad que el jugador podría ofrecer a cambio. Tengo que reconocer que me convencieron a medias, porque siempre digo que «el movimiento se demuestra andando». No voy a descubrir las aptitudes físicas de CR7.Es una máquina, un portento. Me decía Jorge Valdano un día que ese cuerpo no es fruto de la casualidad, sino de un trabajo constante e intenso…pero, en mi opinión, un buen jugador no sólo es el que resuelve con solvencia en el terreno de juego, sino el que se comporta como un caballero, es solidario con el equipo, correcto en el trato y generoso en el juego. Y, en ese aspecto, Cristiano deja mucho que desear.

Le he defendido durante meses, justificando esa actitud en sus ansias por ser el mejor, por su carácter competitivo, ése que le lleva a rebelarse por perder incluso a las chapas…pero me he rendido a la evidencia.CR7 es egoísta, absorvente, monopoliza todo el juego en función de su lucimiento y, si eso no ocurre, nos regala un amplio abanico de gestos y síntomas de disconformidad que no sólo afectan a su imagen sino a la del equipo y el club. No voy a culpar al portugués de la actitud hostil de las diferentes aficiones de los campos españoles, pero gran parte de esa animadversión es la consecuencia lógica de sus gestos desmedidos, sus protestas desmesuradas y sus «pataletas de niño pequeño» cuando las cosas no salen como él tiene previsto. Ahora bien, no justifico bajo ningún concepto los insultos que recibe, por sectores radicales de algunos equipos, que prefieren verle antes «en el otro barrio» que defendiendo los colores merengues en un campo de fútbol. Una cosa no justifica la otra..

Aunque mi paciencia es infinita, reconozco que Cristiano ha conseguido ya «sacarme de mis casillas». Cada día me desquician más sus impertinencias y actitudes chulescas. Si a eso le sumas que, cuando él no juega, el equipo es capaz de exteriorizar un talento que CR7 tapona cuando está en el campo, porque todos juegan buscándole como referencia, pues casi prefiero que esté lesionado porque nos garantizamos un juego más libre y, por supuesto, nos ahorramos protestas y gestos indeseados.
Gestos que no sólo hace en el campo, sino también fuera de él. No me olvido de los improperios y la «peineta» que le regaló a los reporteros que le esperaban, a la salida del aeropuerto de Barajas, adonde acudió a recoger a su novia, la modelo rusa Irina Shayk. No voy a entrar a valorar gestos como ésos, que le descalifican por sí solos. Y el público, que no tiene un pelo de tonto, sabe dónde posicionarse. Actos como ése propician que «a los demás se les aplauda y a él se le pite». El respeto empieza por uno mismo y eso es algo que debería hacerle recapacitar. Con tristeza o sin ella..

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.