EL «MÉTODO PELIGROSO» DE VIGGO MORTENSEN

EL «MÉTODO PELIGROSO» DE VIGGO MORTENSEN

Le gusta dormir poco porque tiene miedo a perderse la vida. Tímido, intelectual, bohemio y solitario. Viggo Mortensen es un tipo sencillo, sin ningún afán de protagonismo, de los que huyen del relumbrón de Hollywood como “alma que lleva al diablo. Estrena su tercera película a las órdenes de David Cronenberg, tras su paso triunfal por el festival de Venecia…



Hace tiempo que ha conseguido despojarse de la capa de ese Rey Aragorn, que le convirtió en la viva imagen del héroe. No es un actor al uso y su especialidad es “meterse en la piel” de psicóticos, asesinos y seres tortuosos. Dice que le gusta dormir poco porque tiene miedo a perderse la vida y, en los tiempos que está despierto, no deja de arriesgar. En UN MÉTODO PELIGROSO, se convierte en Sigmud Freud, el padre del psicoanálisis.Se sumergió en un estudio personal de Freud, siguiendo su habitual método de documentación. Visitó el lugar de nacimiento de Freud, sus casas de Viena y Londres, y el hospital Burghölzli, además de leer la obra del padre del psicoanálisis, ver fotografías e imágenes de archivo para poder reproducir sus gestos, e incluso buscar la marca de puros que fumaba.
Se preocupó por su forma de vestir y su humor. “Freud siguió vistiéndose del mismo modo durante muchas décadas, al estilo del XIX. Escribía de una manera muy formal y, en sus cartas su inteligencia se hacía patente. Era un conversador ingenioso y agradable. Siempre es atractivo interpretar a un personaje así”.
-¿Empiezas a disfrutar, más que nunca, con lo que haces?
-En cierta medida sí..¿Una ironía, verdad?.Llevo más veinticinco años trabajando en el cine. He rodado más de cincuenta películas pero, hasta que apareció en mi vida “El señor de los anillos”, no era conocido para el gran público. Y no era algo que me obsesionara, te lo digo de verdad..
-¿La sombra del rey Aragorn es alargada?
-Le debo estar delante de ti hoy, haciendo entrevistas, y el haber rodado películas como UNA HISTORIA DE VIOLENCIA o PROMESAS DEL ESTE. Su sombra me encanta y coincido con él en el gusto por la soledad. Soy un tipo muy sociable, pero me encanta estar sólo, oir el silencio, no hablar con nadie durante un rato. Lo que a los demás le volvería locos, aunque no te lo creas, a mí me da energía.
-La convivencia entre el tímido y la estrella no debe ser fácil…
-A veces no se llevan muy bien, porque son dos personalidades de difícil convivencia. Mi timidez me convierte en una persona de apariencia fría y distante. Por suerte, me gusta la gente y eso me convierte en alguien sociable, que tiene su mecanismo de defensa en la conversación…
-Los que te conocen sólo tienen elogios hacia ti. Necesito un defecto que te haga humano..
-(risas)Tengo unos cuantos, pero mi impaciencia es el más incontrolable de todos. Yo lo quiero todo “para ayer” y me cuesta amoldarme al ritmo de los demás. Me duele la injusticia, ver como maltratan a un inferior. Ese tipo de cosas hacen que me exalte mucho. Sé que por gritar no llevo más razón, pero no puedo evitarlo..
-Me cuesta imaginar gritando a alguien que habla susurrando como tú…
-En la intimidad soy un tipo templado, creo que con buen carácter incluso, pero las situaciones límites me ponen a prueba, aunque mis gritos son muy medidos (risas) y sólo los doy cuando ocurren cosas que me duelen de verdad.
-Aún así, nueve de cada diez mujeres mueren por tus huesos, ¿te gusta que te consideren sexy?
-¿De veras crees que soy sexy?..mírame bien. Soy un tipo normal, en el que la gente se fija porque soy célebre. Si caminara por la calle, sin la fama a cuestas, te aseguro que nadie se daría la vuelta para mirarme. No me interesan nada esas cosas, la verdad.
-..pero, en el fondo, tiene que halagar un poco…
-A quien  le hacen feliz esos comentarios es a mi madre. Cuando una revista americana me consideró uno de los 50 hombres más guapos del mundo, mi madre se lo decía a todo el mundo. Estas cosas me hacen reir, nada más. Soy consciente que son el resultado del éxito de una película..
[[DEST:»Mi hijo me da lecciones todos los días. Me gusta mirarme en él,nos parecemos bastante en el carácter»]]
-¿Eras más feliz cuando no conocías el éxito?
-No sé si más feliz, pero estoy convencido que, cuando me hacían una crítica no era porque despertara pasiones por mi físico, sino porque había despertado la curiosidad del crítico por mi trabajo..
-Siempre dices que le debes gran parte de tu éxito a Henry, tu hijo. El fue quien casi te obligó a ser Aragorn..
-El fue quien me convenció para que dijese sí a la película. Se había leído la trilogía, conocía de memoria la historia. Se lo comenté a él…y no me dejó decir que no.
-Se convirtió en tu mejor representante..
-Le doy las gracias a menudo. Me río mucho con él. Tiene ya dieciocho años y tenemos conversaciones muy interesantes. Estoy muy orgulloso de él porque es un chico muy sano, muy paciente, al que le encantan los animales. Es mucho más abierto que yo y hace en seguida amigos. No sé, aunque parezca una locura, cada día que pasa le veo como un ejemplo a imitar..
-Lo normal sería lo contrario..
-Dicen que los padres nos vemos proyectados en nuestros hijos. A mí eso no me ocurre porque mi hijo y yo somos muy amigos. Me estrené en la paternidad siendo muy joven y mi hijo ha crecido viendo en mí a un amigo incondicional. Es cuestión de confianza..
-¿Qué cosas os unen?
-Es un chico muy curioso. Sale a mí en que le gusta la soledad. De pequeño yo le observaba mucho cuando jugaba. Había días que con sólo un palo y una piedra se entretenía. Es un chico que desarrolla mucho la imaginación y le resulta fácil inventarse todo un mundo a su alrededor..A su edad, a mi me gustaba pescar, jugar tranquilo, dar vueltas yo solo. Y él ha heredado eso de mí. Hay momentos en los que sí me veo muy reflejado en él y me recuerda mi infancia..
-¿Volverías a aquellos tiempos?
-Repetiría todas y cada una de las cosas que hice. El paso de los años me ha dado un perspectiva que me ha hecho madurar. Ahora veo las cosas desde la distancia y, lo que aprendí en aquellos años, es lo que ha hecho de mí lo que hoy soy. Y, aunque reconozco que soy un tipo un tanto peculiar, creo que el resultado no es tan malo..
-¿El peor crítico está en casa, Viggo?
-¡¡No lo dudes!!..y eso no es bueno, porque no te deja ver más allá de tus apreciaciones. Soy muy duro conmigo, soy un insatisfecho permanente. Siempre pienso que todo se puede hacer mejor. Acepto “de buen grado” las críticas, porque forman parte del juego, pero nadie mejor que yo para saber cuándo puedo mejorar..
-¿Has conseguido sobrevivir a la dinámica de Hollywood?
-Con la vida que yo llevo sí. Tengo fama de “ir a mi aire”…y así es de verdad. La “pompa” de Hollywood no me interesa nada. Tengo la suerte de no tener que vivir allí para trabajar, así que mi supervivencia está garantizada. Lo mío es la libertad, la naturaleza..
-¿Y la vanidad?
-Soy un poco vanidoso, sino no sería actor..Yo tengo mi “ego”, como todos, lo que ocurre es que lucho para que no se me desarrolle mucho para evitar “mirarme el ombligo”. Yo trabajo para contar historias y para que la gente de identifique con mis personajes, pero no lo hago pensando en una recompensa traducida en premio. Yo no desprecio un Oscar, pero no trabajo para que me lo den. Yo no trabajo para competir con mis compañeros y ver quién es mejor. Lo mío es vocacional, me sale de dentro…
-Realmente eres un actor atípico. Pintas, compones música, escribes poemas..¿nunca te has preguntado qué hace un creativo como tú en una locura como ésta?
-Mas veces de las que te imaginas, pero llego a la conclusión de estar en la profesión apropiada, ésa que me permite exteriorizar lo que llevo dentro y, de paso, potenciar otras opciones artísticas, que me llenan por completo..
[[DEST:»Soy feliz pintando,haciendo fotos,escribiendo poemas,interpretando un personaje.Lo demás es marketing»]]
-Actor solidario, comprometido con las causas débiles..¿no te seduce la política?
-Noooo!!.. eso ya lo hace Arnold Schwarzenneger (risas). Cada uno debe conocer sus limitaciones, saber para lo que realmente está preparado. La política no es lo mío. Yo creo que puedo “llegar muy bien a la gente” desde el trabajo que desarrollo.
-¿Cómo llevas tu trascendencia pública?
-Con bastante equilibrio. Hay dos Viggos muy marcados en mí, que están empezando a convivir en armonía, pero me ha costado mucho tiempo conseguirlo. El actor es perfeccionista, puntilloso, ambicioso. El hombre es tranquilo, tímido, familiar. Los dos me gustan, pero evito que el Viggo hombre viva de cara “a la curiosidad pública”. Es la única forma de “no perder el norte” en esta profesión..
-¿Te importa la imagen que se proyecta de ti?
-¿Pensarás que “paso de todo” si te digo que no me preocupa?..Te lo digo de verdad. Me apasiona este trabajo como me gusta pintar, escribir poemas, tocar jazz, hacer fotografías. Todas estas actividades configuran mi vida y hacen que me sienta muy bien en mi piel. Lo demás es parte del marketing…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.