EL FESTIVAL DE SAN SEBASTIAN LEVANTA EL TELÓN

Vista desde el Monte Igueldo.Mi hotel está aquí.Amanecer y anochecer con esta vista es...privilegio divino!!!

Un año más la bella Donostia acoge una edición más de su festival de cine. Después de unos años en los que la crisis afectó las propuestas cinematográficas, San Sebastián se convirtió en una bella Ave Fénix y resurgió de sus cenizas, volviendo a ser cita obligada del cine internacional en estas fechas.

con Richard Gere en el hotel Mª Cristina.Inolvidable ese encuentro..

Richard Gere fué el revulsivo que hizo regresar al certámen a la primera línea del interés mediático. La presencia del galán fué un auténtico acontecimiento en la ciudad. Se cercanía, ausencia de divismo, austeridad y contacto directo con la gente convirtió al actor en el favorito de los donostiarras. Todavía hoy se siguen acordando del actor, que rehusó a viajar en coche por la ciudad y prefirió caminar entre la gente con su mujer y sin seguridad. Todavía hoy se acuerdan de esa visita que hasta el momento, sólo Antonio Banderas, ha conseguido eclipsar.

La edición, que hoy comienza, trae un trocito de Hollywood hasta la maravillosa ciudad vasca. Los ojos azúl añil de Clive Owen llegan con la película INTRUDERS. Comenzar el festival asomándote a los ojos (que, misteriosamente, tonan a verde agua según la luz) de este londinense de Coventry, no deja de ser un privilegio. Pasó por Madrid hace dos meses como una estrella fugaz. Fotos promocionales y contadas entrevistas para la promoción de la película dirigida por Juan Carlos Fresnadillo, fué la disculpa perfecta para tener una larga conversación con el actor.

Era la tercera vez que me encontraba con él. «El Rey Arturo» (en Londres) y «Closer» (en L.A.) fueron las anteriores oportunidades de tenerle delante. Y tengo que reconocer que ha sido esta tercera vez la que, realmente, me ha seducido. No es que no me pareciese atractivo en los otros encuentros, pero en ningún momento se mostró cercano, cómplice y especialmente simpático. Era correcto, pero sin hacer excesivas concesiones a la galería. Esta vez, sin embargo, se resarció de todo el pasado. Vestido con traje azúl noche de Armani y camisa blanca, la sonrisa fué su mejor carta de presentación, diálogo y despedida. Físicamente está más atractivo que tiempo atrás. Hasta las marcas de su cara parecen haber desaparecido por obra y gracia de algún tratamiento específico. Con la piel tostada y los ojos de un azúl más intenso si cabe, Owen respondió a todo con la cortesía que sólo los ingleses saben desplegar cuando están cómodos en una conversación. Hoy es la estrella del día. Mañana el protagonismo se lo llevará Jose Coronado y el domingo será otra de las grandes, Glenn Close, la que tomará el relevo..pero ése es otro post!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.