ROBERT DE NIRO PIDE PASO EN CANNES,JUDE LAW Y UMA THURMAN DESTILAN BELLEZA,WOODY ALLEN "RESUCITA" A ADRIEN BRODY…

En la primera jornada de la 64 edición del Festival Internacional de cine de Cannes,al márgen de Antonio Banderas y Salma Hayek adelantando retazos de PUTS IN BOOTS,que se convirtieron en una de las atracciones de la jornada,hubo de todo.Un rudo Robert de Niro -presidente del Jurado- pidió un poco de atención y protagonismo,posando con todos los miembros que decidirán,en diez días,qué cine se merece ser tenido en cuenta.Mención especial a dos guapos por méritos propios:Uma Thurman y Jude Law..

Woody Allen,Owen Wilson,Rachel MacAdams

La primera red carpet fué para Woody Allen y sus chicos.MIDNIGHT IN PARIS fué gratamente acogida por la prensa en el pase matinal.Siempre digo que el termómetro de los críticos hay que tenerlo en cuenta.Con ellos llegó el glamour a la alfombra roja,que minutos antes habían pisado Antonio Banderas y Melanie Griffith,que volverán a hacerlo la semana que viene cuando se presente oficialmente LA PIEL QUE HABITO (Almodóvar).

El cineasta neoyorkino cuenta,entre sus habilidades,recuperar y reactivar el talento de actores que han triunfado de manera contundente pero que,por motivos muchas veces inexplicables,pasan a una etapa de letargo de la que sólo salen cuando llega un director como él que les ofrece «en bandeja» el mejor de los revulsivos.Eso es lo que ha hecho Allen,en esta ocación,son Owen Wilson (muy olvidado desde su delicada situación depresivo-personal) y Adrien Brody quien,tras conseguir su Oscar por «El Pianista»,solamente sabiamos de él por sus visitas a las diferentes alfombras rojas con su novia de entonces,Elsa Pataky.

 La última vez que entrevisté a Brody fué en Venecia.Presentaba VIAJE A DARJEELING,una peculiar comedia que fué muy bien recibida en el festival aunque luego,con el tiempo,pasó desapercibida en los diferentes estrenos mundiales.Todavía era novio de la española (rompieron,de hecho,dos meses más tarde) y acababa de rodar MANOLETE,la película que nunca llegó a estrenarse en nuestro país y que sólo vió la luz en Francia y con unas críticas más bien flojas por no decir nefastas.

Con un padre pintor y una madre fotógrafa,Adrien Brody tenía que exteriorizar el arte por algún poro de su piel.Desde niño quiso “jugar a ser artista”,pero tuvo que esperar en la madurez la llegada de Roman Polanski para poder pasar a la historia.EL PIANISTA le convirtió en el actor más joven en conseguir un Oscar,pero perdió a una novia que no soportó la presión.Recuperó el amor,durante cuatro años,con la actriz española y hoy,a pesar de sus fracaso sentimentales,sigue conservando el status de “estrella de Hollywood”.Dice que ahora puede permitirse el lujo de elegir los periodistas con los que habla.En Cannes dejó entrar a unos pocos en el “selecto club Brody” para hablar de MIDNIGHT IN PARIS,su último trabajo,en el que podía haber coincidido con su ex novia,si no fuera porque el rodaje de Woody Allen coincidía,en el tiempo,con el de «Fast&Furious» y la Pataky tuvo que renunciar a uno de los sueños de su vida,que no era otro que estar a las órdenes del cineasta neoyorkino..

-La verdad es que eres poco dado a hacer concesiones a la prensa..

-Empiezas fuerte!! (dice sonriendo con su voz profunda)..Yo soy actor y lo que quiero es hablar de mis trabajos,que son los que me hacen estar sentado hoy ante la prensa.Por mi profesión estoy muy expuesto a la opinión pública,por eso procuro resguardar un poco mi intimidad pero,tal vez,acabe confesándo algo que quieras oir (risas)

-Empecemos por el último trabajo…

-En el cine tienden a etiquetarnos con un perfil interpretativo y es difícil salir de ahí.Desde EL PIANISTA sólo me llegaban personajes con ese perfil dramático.Creo que soy un actor que puede interpretar papeles románticos y con tintes de comedia.La gente se ha acostumbrado a verme en papeles serios y duros,pero esta película tiene mucho que ver conmigo y mi manera de ser..

-De no haber triunfado como actor,¿ahora estaría entrevistando a un David Copperfield de la magia?

-Creo que síiiiiiii….Como disfrutaba de pequeño haciendo juegos de magia!!!.Empecé a hacerlos a los cinco años.Me hacía llamar “Adrien el magnífico” y actuaba en las fiestas de cumpleaños de mis amigos,de los amigos de mis padres.Tenía un truco de magia fantástico.No te lo vas a creer,pero cortaba los lápices con un dólar.Me trae buenos recuerdos recordar esto.La verdad es que fui un niño muy feliz…

-¿También lo sigues siendo ahora?

-No tengo ningún motivo para quejarme.He tenido momentos duros,no te lo voy a negar,pero salí muy fortalecido de ellos.Pasé por etapas en las que no tenía trabajo y que me hicieron dudar de mis posibilidades.El secreto estuvo en que nunca dejé de aprender,de asistir a clases de interpretación,de presentarme a castings.Nada me frenó nunca y ésa fue la clave,porque sino habría “tirado la toalla”.

-¿Qué le debes a EL PIANISTA?

-Le debo un Oscar(que lo he regalado por cierto),también haber perdido a mi novia de entonces,que no superó la presión,y tener menos privacidad que antes.Me ha dado prestigio y me ha permitido lograr el sueño de ser un actor reconocido por su trabajo.

-Pasará a la historia por ser el actor más joven en conseguir un Oscar y por “el beso apasionado”,que le dio a Halle Berry al entregarle el suyo..

-(risas)Tenía que hacerlo,fue un arrebato espontáneo,me lo pedía el cuerpo y lo hice.No pensé que me estaban viendo millones de espectadores en todo el mundo.Me entraron unas ganas increíbles de besarla y lo hice.No hay que darle más importancia..

http://www.youtube.com/watch?v=Cm8uM5i9zrM&feature=fvst

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.